Los Pisos antiestáticos o pisos conductivos son especialmente para clínicas, hospitales, salas de operaciones y quirófanos porque atenúan la electricidad y por lo tanto son necesarios para esos ambientes.